4 Cosas que tu jefe no debe saber

Siempre a la hora de tener un jefe con el que compartes gran parte de tu tiempo a lo largo de la semana te surge la duda de si intimar con él o pasar la línea de que sea tu simple superior a que pase a ser tu amigo es apropiado o no.

Estudios sobre este tema extraen la conclusión de que tener una relación de cierta amistad con tu jefe mejora el trabajo en equipo y los vínculos dentro de él, pero a la hora de la verdad hay ciertas cosas que no se le puede decir y que tenemos que controlar. Estas son las más importantes:

  1. Ten cuidado con tus redes sociales. Si sabes que tu jefe ve tus actualizaciones en Twitter o Facebook cuidar lo que escribes es importante, sobre todo si escribes acerca de la empresa o de su persona.
  2. No le cuentes lo que haces en tu tiempo libre sino te pregunta, y si lo hace no des demasiados detalles. Tampoco es bueno que tu superior sepa lo que haces los fines de semana, a que restaurante vas a cenar los sábados o a que bares vas después de trabajar a tomar una cerveza con tus compañeros.
  3. Nunca le digas que estás buscando trabajo. Esto denotará que no estás a gusto en la empresa y si finalmente no encuentras trabajo y tienes que seguir en el mismo puesto y con el mismo jefe te pondrá una cruz y el ambiente laboral realmente se enfriará.
  4. Tampoco te vendas en exceso. Crear expectativas y después destruirlas o incumplirlas te restará puntos de credibilidad como empleado y hará que la confianza de tu jefe en ti disminuya poco a poco. Es importante ser objetivo con uno mismo.